En este momento estás viendo ¿Por qué es importante eliminar el sarro de los dientes?

¿Por qué es importante eliminar el sarro de los dientes?

Uno de los principales peligros de la salud bucodental es la acumulación de sarro dental, que suele resultar de una higiene bucodental deficiente.

El sarro hace que nuestros dientes parezcan permanentemente sucios y su aparición está relacionada directamente con distintos tipos de enfermedades bucales. Pero, ¿qué es exactamente el sarro dental, cómo se forma y por qué es tan necesario eliminar el sarro de los dientes?

Sigue leyendo y descubrirás por qué algunas personas desarrollan sarro en sus dientes, cómo evitarlo y las distintas formas de eliminarlo con o sin intervención de un odontólogo.

1. ¿QUÉ ES EL SARRO DENTAL?

El sarro dental, también conocido como cálculo o tártaro dental, es una capa de placa bacteriana calcificada (solidificada) sobre las piezas dentales.

Inicialmente es de color blanco y tiene una textura viscosa, fácil de remover con el cepillo de dientes o la seda dental. Pero, a medida que va aumentando, se hace cada vez más sólido, se adhiere a la dentadura y adquiere una tonalidad más oscura y antiestética.

Su superficie es rugosa y acaba adoptando el aspecto de una especie de masa arenosa pegada a los dientes.


Sarro dental

2. ¿CÓMO SE FORMA EL SARRO EN LOS DIENTES?

En nuestro organismo viven millones de bacterias y nuestra boca no es la excepción. Muchas de ellas son beneficiosas para nuestro organismo y su existencia es imprescindible para ciertas funciones corporales.

Otras pueden causar problemas de salud si no se controlan bien, y ese es el caso de la placa bacteriana o biofilm dental, que se desarrolla sobre nuestros dientes.

Se trata de una fina capa (inicialmente transparente e imperceptible), que se desarrolla desde edades muy tempranas y que se alimenta de los restos de comida que quedan en la cavidad bucal tras la ingesta de alimentos o bebidas.

Se puede mantener bajo control con facilidad con una correcta higiene bucal, pero, si se permite su acumulación en dientes y encías, se solidifica, dando lugar al sarro. Este puede ser de dos tipos, según dónde se acumule:

  1. Lo más habitual es que se acumule sobre la superficie de los dientes, en la parte exterior de la boca y por encima de la línea de la encía, y en ese caso se trata de sarro supragingival.
  2. Otras veces se acumula por debajo de la línea de la encía, formando bolsas periodontales. En ese caso no se aprecia a simple vista: se trata de sarro subgingival, y es mucho más complicado de eliminar.

3. ¿POR QUÉ HAY QUE QUITAR EL SARRO DE LOS DIENTES?

Mucha gente cree que el sarro es simplemente un problema estético, algo que afea nuestra sonrisa y que hace que nuestros dientes se vean oscuros y feos, además de causar mal aliento.

Y es cierto, pero, además, la acumulación de sarro supone un riesgo importante para la salud dental, especialmente cuando se trata de sarro subgingival.

De hecho, el sarro es el responsable de dos de las enfermedades periodontales, muy frecuentes actualmente y, en algunos casos, bastante graves, y la caries.

APARICIÓN DE ENFERMEDADES PERIODONTALES

Este tipo de enfermedades se inician con una gingivitis, que es básicamente una inflamación de la encía, reversible con una buena higiene y estableciendo rutinas estrictas. Pero si existe una acumulación de sarro y gingivitis y no se trata a tiempo, puede derivar en periodontitis.

Esta afección, también conocida como piorrea, es muchísimo más grave, y no sólo implica inflamación y sangrado de la encía, sino que puede derivar en una pérdida de las piezas dentales.

La razón de ello es que, a medida que las encías van dañándose, el hueso alveolar, que es el que sujeta la raíz de los dientes, se ve expuesto. Si el hueso se deteriora lo suficiente, la raíz deja de tener un buen apoyo y puede soltarse.

Además, la piorrea puede tener consecuencias aún más graves si las bacterias de la cavidad bucal llegan a la sangre, porque en ese caso pueden afectar al resto del cuerpo.

A diferencia de la gingivitis, la solución para la periodontitis debe incluir sí o sí la visita a un especialista en periodoncia, que prescribirá un tratamiento adecuado. Este tratamiento suele incluir una limpieza profunda, llamada curetaje o raspado radicular, y la prescripción de antibióticos.

FORMACIÓN DE CARIES DENTALES

La otra enfermedad que puede derivar de la acumulación de sarro o relacionarse con la misma es la caries. Esta afección empieza causando daños en el esmalte de nuestros dientes y, si no es tratada adecuadamente y a tiempo, puede afectar también al nervio y causar la caída del diente, siendo necesario un tratamiento de endodoncia.

4. CÓMO SE PUEDE ELIMINAR EL SARRO DE LOS DIENTES

Como ocurre con casi todos los problemas de salud, para eliminar el sarro de los dientes se opta por una combinación de prevención y tratamiento.

PREVENCIÓN

El primer paso para no tener sarro dental es prevenir su aparición mediante una correcta higiene bucodental:

  • Hay que cepillarse los dientes a diario, tras cada comida. Este cepillado tiene que ser exhaustivo, durante un mínimo de 2, y es mejor utilizar un cepillo de cerdas suaves para proteger las encías y no dañar el esmalte. El cepillo puede ser manual o eléctrico. Lo importante es que llegue a todas las esquinas. Una buena técnica es importante.
  • Para completar la higiene dental es conveniente utilizar hilo dental o cepillos interproximales y terminar usando un enjuague bucal. Eso es especialmente imprescindible cuando tengáis dientes separados o os falte alguna pieza dental, ya que en los huecos se acumulan los restos y las bacterias y a veces es difícil detectarlo a simple vista.
  • La lengua también acumula bacterias y restos de comida, y hay que incluirla en nuestra higiene diaria. Utilizar un raspador lingual puede ayudar a mantener la lengua limpia .

TRATAMIENTOS DE LIMPIEZA DENTAL

Mientras que la placa bacteriana se puede eliminar fácilmente en casa con un buen cepillado, el sarro no se puede quitar por completo sin la ayuda de un tratamiento profesional.

Por tanto, ante un problema de sarro, esté poco o muy avanzado, hay que acudir a un higienista dental que pueda realizar una limpieza profesional.

La higiene dental profesional o profilaxis es un proceso que consiste en la eliminación total de la placa bacteriana mediante el uso de una punta de ultrasonidos y agua a presión.

Luego se apura la limpieza con el uso de un hilo dental profesional, para asegurarse de eliminar los restos más pequeños, y se quitan las manchas de los dientes. Esto último se hace con distintos productos que retiran toda la suciedad y pulen la superficie de las piezas dentales.

Finalmente, cabe decir que es muy recomendable realizar limpiezas dentales profesionales periódicamente, ya que es la manera de asegurarse de que todos los restos de placa bacteriana desaparecen.

Este tratamiento es  completamente indoloro y su único efecto secundario es un aumento temporal de la sensibilidad dental, así que no te debe dar pereza realizarlo.

Las profilaxis están recomendadas cada 4 o 6 meses en pacientes con enfermedad periodontal, y cada 8 o 10 meses en el resto de pacientes.


Si tienes sarro dental y quieres eliminarlo, pide tu cita en clínicas dentales IOM y te haremos una limpieza para que cuides tu salud e higiene bucodental. Síguenos en nuestro Instagram y Facebook para estar informado de todos los tratamientos dentales.

Deja una respuesta