En este momento estás viendo Cómo regenerar las encías retraídas

Cómo regenerar las encías retraídas

La enfermedad de la retracción de encías, conocida como recesión gingival ,es una patología que crece de manera progresiva cuando no se trata adecuadamente. La principal forma de tratar las encías retraídas es mediante la periodoncia, una especialidad odontológica cuya finalidad es tratar las enfermedades en los tejidos y huesos que sostienen los dientes.

Tener las encías retraídas empeora la estética de nuestra sonrisa, haciendo parecer los dientes más grandes de lo normal. Sin embargo, el gran problema de esta patología va más allá de lo estético, comprometiendo la salud oral del paciente si no se trata a tiempo.

Esta enfermedad periodontal se va desarrollando desde temprana edad y puede alcanzar su punto álgido a partir de los 40 años, momento en el que se comprometen seriamente los tejidos y huesos que rodean el diente, provocando la pérdida de piezas dentales.

En este artículo te contaremos cómo regenerar las encías retraídas a través de tratamientos periodontales, para curar tu salud y mejorar tu bienestar y calidad de vida.

1. Principales causas de la retracción de encías

Aunque el origen de la recesión gingival es muy diverso, pero vamos a ver algunos de los factores principales que pueden provocar una retracción de la encía:

  • Excesiva fuerza en el cepillado: Esta práctica puede llegar a comprometer el esmalte dental, debilitándolo y provocando la retracción de las encías.
  • Mala higiene bucodental: Debemos cepillarnos después de cada comida, es decir, mantener una higiene dental correcta y utilizar hilo dental para retirar cualquier trozo de alimento que haya quedado atrapado entre los dientes. Muy pocas personas lo hacen correctamente, y, lo que no saben, es que pueden favorecer la acumulación de placa dental en la superficie dental, promoviendo su endurecimiento y formación de sarro. Cuando las bacterias permanecen demasiado a tiempo, la encía puede infectarse, requiriendo urgentemente periodoncia.
  • Bruxismo o presión en los dientes: El rechinado o movimiento constante de los dientes, así como la presión aplicada, pueden ser demasiada presión para las encías, por lo que podría generar alteraciones en nuestros tejidos periodontales.
  • Consumo de tabaco: Fumar aumenta la posibilidad de padecer de enfermedades graves como la periodontitis, provocando retracción gingival y un riesgo alto de perder las piezas dentales.
  •  Malos hábitos orales no funcionales, como morderse las uñas o el uso de piercings, perforaciones y/o actividades sobre las piezas dentales pueden causar retracción de encías.
  • Periodontitis: Se trata de una enfermedad periodontal grave que afecta directamente las encías, favoreciendo su pérdida y la formación de bolsas periodontales. Cuando no se trata y se controla la periodontitis, los tejidos pueden dañarse, debilitando inclusive el hueso que sostiene todo en su lugar.

2. ¿Cómo saber si tengo encías retraídas?

La retracción de encías suele ser un problema que podemos apreciar si sabemos donde mirar, especialmente en la raíz dental. Su padecimiento en etapas iniciales puede confundirse con hipersensibilidad dental.

Cuando sufrimos de encías retraídas, normalmente podemos ver la raíz de los dientes expuestas o apreciar nuestros dientes un poco más largos, dejando inclusive una marca o sombra donde se supone que llegaba la encía antes.

Para tratar las encías retraídas se debe elaborar un diagnóstico detallado y bien estudiado. Lo más recomendable será visitar a un periodoncista con experiencia y acudir regularmente a la consulta dental para detectar, tratar y controlar la evolución de cualquier síntoma.

3. Tratamientos para regenerar las encías retraídas

Para regenerar las encías retraídas es vital intervenir a tiempo. Según el estado en el que se encuentre la enfermedad periodontal, existen diferentes tratamientos para regenerar las encías retraídas que pueden resolver tu problema:

3.1 Raspado y alisado radicular

Consiste en un procedimiento que se divide normalmente en dos consultas y debe ser llevado a cabo por un periodoncista con experiencia. En su primera fase se elimina la placa y/o sarro que ha aparecido alrededor de la pieza dental elegida, para luego realizar un alisado radicular en los dientes.

Este último procedimiento trata de hacer que las encías se fijen correctamente a los dientes. Es un procedimiento en el que se requiere anestesia localizada y hacerlo en sesiones separadas. Suele ser la solución más frecuente para pacientes con encías retraídas.

3.2 Cirugía regenerativa

La cirugía regenerativa es un tratamiento quirúrgico utilizado en casos graves de retracción gingival y que puede funcionar de diferentes formas:

  • Raspado y alisado en apertura: Una vez practicado el proceso superficial de arriba, el especialista debe plegar la encía para tener acceso a todo el diente, con la intención de limpiar correctamente las raíces del paciente y luego favorecer su ajuste en un área sana y adecuada.
  • Regeneración de hueso y tejidos: Se trata de un tratamiento quirúrgico enfocado en la regeneración de hueso y el tejido dañados por la enfermedad. Consiste en una limpieza profunda por encima y por debajo la encía, eliminando la totalidad de bacterias. Posteriormente se aplica un material estimulador de tejido para que el cuerpo aumente su capacidad de regeneración.

3.3 Injertos de encía

Si las opciones anteriores no son aptas para el caso de estudio, puede que el especialista recomiende el injerto de encía y/o tejido blando en el área afectada. El material del injerto se puede obtener de un área gingival saludable o directamente del paladar, cosiéndolo sobre el diente para cubrir la raíz mostrada.


Las enfermedades periodontales afectan cada vez a más población, y uno de sus principales problemas es que progresa y empeora con el tiempo. Las revisiones con especialistas pueden frenarla y curarla incluso antes de que aparezcan los síntomas más molestos de la patología.

Si necesitas revisar el estado de salud de tus encías puedes visitar nuestro servicio de periodoncia en las clínicas dentales IOM.

Deja una respuesta